Facebook Twitter Google +1     Admin

Estudiantes desaparecidos en México

 

La muerte de seis personas y la desaparición de 43 estudiantes de magisterio el pasado 26 de septiembre en la localidad mexicana de Iguala, ha generado una ola de indignación nacional e internacional y un clamor por que se resuelva el caso.

Pero esa demanda de justicia es una deuda largamente pendiente en esta región donde confluyen, de una forma exponencial, los principales males que han aquejado a México durante décadas.

Un caciquismo exacerbado que va más allá de partidos políticos, una desigualdad social lacerante en la que conviven la pobreza más extrema con lujosos destinos turísticos, la corrupción rampante, la violencia política y la impunidad, etc, hace de la región una de las mayores productoras de marihuana y heroína del país y una ubicación estratégica en la ruta de cocaína sudamericana hacia Estados Unidos.

Son los ingredientes de un peligroso cóctel que sólo necesitaba un detonante con lo sucedido en Iguala para explotarle en las manos al gobierno mexicano.

Algo que ha caracterizado a Guerrero han sido los cacicazgos políticos. Aquí existen grupos familiares que tienen el poder y las instituciones, que más que facilitar una participación ciudadana, son más bien como agencias de control político por parte de los caciques”, explica Abel Barrera, director del centro de derechos humanos Tlachinollan, con sede en Tlapa de Comonfort, en el centro de La Montaña.

El empobrecimiento de la zona ha llegado hasta nuestros días. Guerrero fue azotado en septiembre del año pasado por el huracán Manuel, que a pesar de ser de categoría 1, la más baja, lo dejó devastado. Las rudimentarias infraestructuras, la baja calidad de las casas y la falta de medidas de prevención provocaron 101 muertes en todo en estado, 72 de ellas en Atoyac, a causa de un alud que sepultó parcialmente La Pintada.

También la decisión de matar y hacer desaparecer a los estudiantes de Ayotiznapa, agrega Rangel, fue por pertenecer a este círculo de disidentes que se enfrenta al caciquismo en Guerrero. “Estoy segura de que la decisión que se tomó es porque son una disidencia bastante incómoda para el poder”, asevera.

Viernes, 09 de Enero de 2015 11:01. Autor: Eva Corral Lora y Miriam Anaya Maldonado #. REPORTAJES

Comentarios » Ir a formulario





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris